Sombra   y   luz,   cuerpo   y   espacio,   paisaje   y   personaje.  Tres   actrices   manipuladoras.
Narradoras  y  cómplices  que  encarnan  personajes.

 
 
Espacio que
se pliega y
despliega con
libertad de
formas a
través de
planos de papel
y de luz.
Metáforas que
se revelan y
ocultan
proporcionando
una atmósfera
efímera y sensual.
El farolillo japonés
da forma tridimensional
 
a los protagonistas y les aporta las propiedades de la luz y el papel en movimiento para emocionarse
y comunicar.